Un icono en la política chihuahuense, sencillo y siempre abierto a los jóvenes, el señor Jaime García Chávez nos regaló una entrevista, con la finalidad de saber un poco más de él como persona y lo que opina de los medios en Chihuahua nos sentamos a conversar con un hombre que tiene 27 años de trayectoria, entregada a su estado. Este es su pensar:

Jaime García

Fotografía tomada de su cuenta de facebook

Jaime García Chávez (JG)-. Yo soy una gente aparentemente tosca algunos consideran que tengo un lenguaje muy violento, sin embargo me considero una gente con mucha estabilidad desde muy joven con muchas aficiones culturales, lector voraz desde joven cuanto libro hay lo quiero leer, con una vocación política fuera de duda me he arriesgado. Me considero valiente más allá de la valentía normal a veces sin ningún miedo, me acuesto temprano, me tomo una copa de vino feliz, convivo con mis nietos mi día empieza dándoles desayuno, haciendo ejercicio en la deportiva, llevando a mi nieta a la escuela, me gusta la naturaleza, creo en el amor como lo máximo que hay en el género humano cuando uno queda viudo y queda uno frente a esa experiencia  le cuesta volverse a enamorar, volver a eso dice uno libremente cuando no está en la situación existencial, yo haría esto, ahí donde está sentada usted yo he divorciado a mucha gente que ha venido a verme.

Me gusta andar al aire libre por lo menos yo así me concibo, quiero conocer más mundo antes era rejego a viajar pero ahora conozco ya muchas partes, de ahí aprendí a que una vida independiente, traigo mi herida de corazón abierto, pero no traigo ninguna herida de alguna batalla que he eludido y que tenía que haberla dado pequeñas, grandes y finalmente me siento contento del hombre que soy y quiero vivir mucho tiempo todo el que se pueda. –Nos comenta Jaime con una voz firme, pero con una mirada profunda y serena-.

El Humanista (EH)-.¿Qué carrera estudió?

JG-. Yo estudié la carrera de derecho, fui licenciado en derecho por la Universidad Autónoma de ciudad Juárez, aunque terminé mi carrera aquí pero fueron desconocidos mis estudios por una represión política y la UACJ me brindó la oportunidad de titulación no obstante que no hice propiamente la carrera allá.

EH-. ¿Hubo algo que lo motivara a estudiar esa carrera?

JG-. De hecho desde secundaria, cuando me hicieron un estudio vocacional, declaré que quería estudiar filosofía y por las circunstancias familiares, locales, económicas la única carrera que se habría con las posibilidades fue la de derecho, me trasladé a cursar la preparatoria aquí en la Universidad Autónoma de Chihuahua y de ahí pase a la Escuela de Derecho, he intente estudiar filosofía, lo que hice un año, ya que no había una carrera de filosofía establecida en la universidad, era una escuela incorporada, cursé un año pero, pues de hecho, mi corazón siempre ha estado más bien en la filosofía y no en el derecho.

EH-.¿Qué fue lo que lo llevó a convertirse en periodista?

JG-. Bueno, lo he dicho anecdóticamente, nací en una imprenta y en un periódico, porque mi papá era director de un periódico semanario en ciudad Camargo, perteneció a otros periódicos, tuvo una revista que se llamó Ruta, después fundó y dirigió un periódico que se llamó El Sol de Camargo para continuar su carrera con periódicos propios con el que se llamó Ecos de la semana, él era un periodista, hecho al calor de las actividades políticas y trabajaba por las mañanas en la imprenta, hacían el periódico y yo veía que eso me gustaba, y desde entonces tomé afición por el periodismo también debo decirles que en mi casa había un sindicato, lo que me orientó también a actividades de tipo político, hablo de una época en la que el periodismo de ese corte se hacía con la tecnología que venía desde Gutenberg, tipos de plomo movibles, había que preparar todo a mano en un componedor con metales, entonces era laborioso este oficio, yo lo aprendí y pues he tenido mucho afecto por el periodismo.

EH-. ¿Qué opina de la prensa en el estado de Chihuahua? ¿Cree usted que esta comprada?

JG-. Lo fundamental si, en términos absolutos y cuando hablamos de prensa, pues recordamos a Gutenberg, pero podemos decir que los medios de comunicación en general, en lo fundamental. Lo que llega he impacta más en la sociedad, desde luego que depende de compromisos con lo establecido en la república en el estado es que una gran parte del presupuesto se destina a la compra de los medios, lo que se conoce como el bozal de oro y más coloquialmente el chayote, eso es algo que está fuera de dudas. Chihuahua es el estado que gasta más en comunicación desde el estado que es la forma en la que se compra a los medios.

El ejercicio periodístico es algo muy limitado, en parte, debo decirles también que el ejercicio periodístico, por ejemplo en mi caso, no se paga, es decir, este trabajo intelectual que realizamos es un trabajo absolutamente opresivo porque no recibe ninguna remuneración en mi caso particular nunca he recibido un centavo por escribir ni por dejar de escribir, y algunos dicen, bueno si te dedicas casi profesionalmente a eso, pues si me dedico, porque en lo personal antes que periodista me estimo como una persona que ejerce la política y que ejerce sus derechos y entonces no sería una traba el no tener una percepción económica, pero también debo apuntar que debemos “enrumbar” el ejercicio del periodismo, también como una profesión remunerada, porque es un esfuerzo humano que necesita pagarse, hacerlo de manera transparente.

EH-.¿Quién es Jaime García Chávez?

JG-. Siempre resulta muy difícil hablar de uno mismo, soy una gente aparentemente tosco, algunos consideran que tengo un lenguaje muy violento, sin embargo, me considero una gente con mucha estabilidad.

Me casé con una mujer pionera, murió hace 5 años, pionera del feminismo, una aguerrida luchadora social que me enseñó muchas cosas ella, un día traía plumas para vender, y yo le dije: te compro una, éramos amigos todavía, entonces como era medio brocha no pagué los abonos y me dijo: ¿tú te consideras, que eres hombre de futuro, revolucionario, el hombre nuevo que vendrá? A lo que respondí: si, fue entonces cuando me dijo: pues primero paga tus deudas. Y desde entonces pago todo, no le debo a nadie y no tengo ninguna deuda. La segunda lección, fue cuando tuvimos el primer hijo, le dije: ¿te puedo ayudar con el niño? y ella me dijo: tú no me vas ayudar a nada, no es ayuda es tu deber, y yo también los voy a cuidar pero no me estas ayudando a absolutamente en nada.

Recordando a la mujer que más quiso y que más le enseñó, terminamos esta entrevista que fue una gran oportunidad para conocer a Jaime García de otra manera, más humano que nunca me atrevo a decir que a corazón abierto…

Jaime García Chavéz en su oficina.

Jaime García Chavéz en su oficina.